lunes, 7 de octubre de 2013

Excelente artículo de Minecraft en el portal oficial del Ministerio de Educación

Hace unos días me topé con este artículo escrito por Daniel Franca y Federico Segovia para el portal Educ.ar, el portal educativo del Ministerio de Educación de la Argentina. El artículo habla sobre el fenómeno que causó Minecraft y cómo fue trasladado al sector educativo con éxito. Pero lo que me llamó más la atención es lo bien redactado y la buena investigación previa que tiene. No es normal encontrar con artículos  relacionados a los videojuegos, en medios que no tengan relación con ellos, que entiendan bien de qué se trata lo que están hablando, y realmente Daniel y Federico lograron explicar de manera clara, sencilla y correcta qué es Minecraft, a qué se debe semejante éxito, y ejemplificar sus usos educativos.

Realmente los felicito a ellos y por supuesto al portal Educ.ar por esta calidad de notas, y los agradezco mucho por nombrarme a mi y a este humilde blog. Pueden leer el artículo desde este enlace: http://bit.ly/1bGi47y.

Pueden encontrar más sobre Educ.ar en su página de Facebook, Twitter y canal de YouTube, realmente hay material muy interesante para tener en cuenta.

miércoles, 7 de agosto de 2013

Blendoku: el puzzle de las escalas cromáticas


Hoy me topé con este juego para Android y iOS llamado Blendoku, que como el nombre lo indica, es una especie de Sudoku en el que hay que combinar colores para completar una escala cromática. El juego nos da uno o más colores guía para empezar, y una serie de colores para ubicar dentro de una grilla. Para pasar cada nivel deberemos ubicar los colores de forma  correcta en basa a la escala y al patrón que define cada nivel.

Blendoku sirve como una excelente herramienta para aprender y practicar escalas cromáticas de colores. Al ser un juego gratuito y exclusivo de celulares y tablets (al menos por ahora), cualquier persona que tenga una tablet o smartphone puede obtenerlo sin problemas. Un dato no menor es que el juego tiene un modo para daltónicos, por lo que las personas con esta discapacidad podrán disfrutarlo de igual manera.

Recomendado para los amantes de los rompecabezas y los fanáticos de los juegos coloridos. Pero no se fíen por su apariencia, porque es un juego que se va poniendo cada vez más complicado mientras va avanzando.

Lo pueden descargar gratis desde su web oficial: Blendoku.

PD: agrego algo relevante que me pasó mi amigo Osvaldo Miatello, un test online para determinar si una persona tiene alguna deficiencia con los colores. Lo pueden hacer desde esta web: Online Color Challenge.

lunes, 21 de enero de 2013

SimCity le hace lugar a la educación


Antes de que piensen de que pronto veremos una versión educativa del nuevo SimCity, déjenme pincharles el globo porque no será así (al menos no por el momento). SimCityEDU es una comunidad virtual, una web online que permite a los educadores planificar lecciones en base al nuevo SimCity, que se lanza en marzo de este año.

La plataforma va a tener con un conjunto de herramientas para armar un plan de estudios acorde al programa educativo de Estados Unidos denominado "Common Core State Standards Initiative", cuyo objetivo es fomentar el interés de los estudiantes en las materias STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas).

SimCityEDU está siendo desarrollado por GlassLab, una organización sin fines de lucro dedicada justamente a crear entornos educativos en base a juegos existentes, que está siendo apoyada por Electronic Arts.

Los educadores podremos esperar SimCityEDU en marzo, pero mientras tanto podremos registrarnos para utilizar la beta, cuando sea lanzada, desde este enlace: SimCityEDU.

Agradezco a mi amigo y compañero Nicolás Bacchiani por compartirme esta información.

martes, 15 de enero de 2013

Suecia usa Minecraft en una escuela... y el resto del mundo también


Varias personas me compartieron esta noticia publicada en Joystiq sobre una escuela sueca que usa Minecraft con chicos de 13 años, para enseñarles lecciones que tienen que ver con el planeamiento, el cuidado de la ecología, el trabajo en grupo, etc. Yo la leí creyendo que iba a encontrar alguna innovación en el uso de Minecraft en las escuelas, pero tan solo es una noticia que dice que una escuela sueca usa Minecraft en el aula. Sin más.

No le quito mérito al hecho de que más escuelas en todo el mundo usen Minecraft para sus materias, pero por otro lado me pregunto por qué recién ahora publicaron un artículo con esta información. El periodista que la escribió (sinceramente no se cuál fue la fuente original), ¿no investigó antes? Esto se viene haciendo hace tiempo ya, ¡y en muchas partes del mundo!

Así que hoy, en relación a este artículo, les voy a dejar distintos sitios de diferentes educadores que utilizan Minecraft alrededor del mundo. Espero les sirva para ampliar el espectro.

Joel Levin - USA: http://minecraftteacher.tumblr.com/ (creador de MinecraftEdu)
Stephen Elford - Australia: http://minecrafteduelfie.blogspot.com/
Adrian Hodge - China: http://edutech.digiliterate.com/
André Chercka - Dinamarca: http://gamebased.tumblr.com/
Rob Newberry - Singapur: http://chatsworth.posterous.com/
Y por supuesto, quien se encarga de hacerlo en Argentina, yo: http://www.elgamereducador.com.ar/

Existen muchos más casos a nivel mundial y ya me estoy encargando de encontrarlos. Por supuesto, se los compartiré apenas los tenga.

Y volviendo al tema del artículo de Joystiq, agradezco que se haya publicado. Los lectores, en su mayoría, seguramente no sabían que Minecraft se usa como herramienta educativa en escuelas. Esto ayudó a descubrir la punta del iceberg. Esperemos que de a poco se vaya descubriendo todo lo que hay debajo.

viernes, 11 de enero de 2013

Segunda experiencia MinecraftEdu: Escuelas Latinoamérica


Al día siguiente de mi experiencia en el colegio Jefferson, me tocaba tener mi segunda actividad con Minecraft y MinecraftEdu en las aulas. Esta vez, en el colegio Escuelas Latinoamérica de Burzaco.

La experiencia fue totalmente distinta a la de Jefferson, por muchos motivos. Para empezar, lo más importante fue la compañía de mi amigo Bernardo Mallaina, con quien trabajo en mi web Gameshock, ya que él era el docente de informática de los alumnos con los que trabajamos ese día, así que después de un año de trabajar juntos, la relación entre él y los chicos era totalmente distinta a la que yo podía tener si me enfrentaba sólo a un grupo de chicos que me desconocían completamente. Bernardo le aportaba la cuota de "profesor" a la actividad: establecía reglas, ponía límites, controlaba a los chicos, etc.

Por otro lado, la red que utilizamos funcionaba de mil maravillas. No tuvimos problemas de lag o desconexiones constantes. Las computadoras, si bien eran un tanto viejitas, corrían el juego perfectamente. Por esto, a nivel técnico no tuvimos ningún inconveniente que entorpeciera la actividad.

Los chicos y chicas, todos de sexto grado de primaria, alrededor de los 11 años de edad, ya tenían conocimiento previo del juego. Algunos porque ya lo jugaban en sus casas, pero todos tuvieron una "clase" de Minecraft previa a la actividad que Bernardo se encargó de darles, principalmente para que conozcan cómo manejarse dentro del mapa y las nociones básicas: romper, colocar, algunas "recetas", etc. Esta vez, tanto chicos como chicas se mostraron entusiasmados en jugar Minecraft. Además, en la actividad misma, tuvimos dos grupos de alumnos con los que trabajamos aproximadamente hora y media con cada uno. Otro punto a favor, el tiempo.

Esta vez, teniendo en cuenta los problemas que tuve con el mapa anterior, con Bernardo nos jugamos por generar un mapa al azar, con todos los recursos propios del juego, y hacer una tarea un poco más "abierta" que la que pensé para Jefferson. Por ese motivo generamos un mapa y buscamos una zona de inicio con bastantes recursos cercanos. No tocamos nada más.

Pero... ¿cuál era la propuesta para hacer dentro del juego? Acá improvisamos un poco, y para serles honestos, nos salió perfecto jajaja. Les planteamos la siguiente actividad: los alumnos debían construir un pueblo, con todos los elementos que ellos consideren que un pueblo debe tener. Para eso, antes de iniciar a jugar les preguntamos a ellos qué creían que tenía que tener un pueblo para que funcione como tal. Levantando la mano, fueron respondiendo: casas, camas, comida, árboles, agua, animales, etc. Y en base a eso nos pusimos a trabajar.

El primer grupo de chicos, divididos en ocho máquinas, entre tres y cuatro chicos y chicas por máquina, decidieron ir cada PC por su lado. Crearon su casa, buscaron sus recursos, crearon sus granjas, etc. Todos por separado pudieron lograr cosas interesantes: aprendieron a esquilar ovejas (en vez de matar al animal para obtener su recurso), crearon casas de diferentes materiales, algunos crearon granjas, otros canteros, otros corrales, etc. Todo funcionó de maravilla, pero nos quedamos con ganas de que se trabajara un poco más en grupo.

Algo que nos resultó muy bien fueron las pausas que hicimos durante la actividad. Ellos jugaban durante el día (de juego), y mientras la noche pasaba, discutíamos qué era lo que habíamos logrado el día anterior, y qué íbamos a hacer al día siguiente. De esta manera, todos pensaban en cómo seguir adelante de manera más organizada, y aprendían de sus errores cometidos al día anterior.

Para el segundo grupo de chicos, decidimos darle una vuelta de tuerca a la actividad. Esta vez, les propusimos separarse las tareas entre ellos. Entonces, en base a lo que ellos mismos definieron que iban a necesitar, nosotros preguntamos quién se quería encargar de cada cosa, y el que quería hacerlo levantaba la mano. El resultado fue que en vez de crear varias casas separadas, crearon una casa grande para todos, en donde todos compartían todo lo que conseguían, y se sentían responsables para con el resto.

Algunos momentos interesantes que son dignos de mencionar:

  • En la primera actividad, a algunos grupos les costaba conseguir materiales para construir sus casas. Entonces un chico propuso crear un cofre en el medio del mapa, de modo que todos los grupos pongan en él cosas que les sobraban para que los otros grupos pudieran tomarlas
  • En la segunda actividad, uno de los días de juegos nadie quiso ir a buscar comida, y sin embargo hubo tres grupos que quisieron bajar a las minas a buscar materiales. Al final del día, esos tres mineros estaban muriéndose de hambre, pero no tenían nada para comer porque nadie había querido ir a buscar comida. Finalmente, uno de ellos decidió tomar la responsabilidad de ir a buscar comida para todos
  • Un grupo de chicas estaba llevando vacas a un corral, cuando de repente viene un compañero y se las mata. Las chicas se levantaron de la silla y le fueron a preguntar a su compañero por qué les mató a las vacas, y el les dijo que porque necesitaba comida. Las chicas le respondieron algo así como "nosotros estamos criando las vaquitas para tener más comida, si vos las matás nos vamos a quedar sin comida más rápido"
  • Les dejamos el chat de texto libre, y aunque pensábamos que lo iban a utilizar para decir pavadas, al final lo usaron para comunicarse entre ellos y pedirse u ofrecerse cosas
  • En ambos grupos, hubo alumnos que conocían el juego y pedían permiso para ir a explicarles cómo jugar a sus compañeros que no conocían el juego
  • Como había más de un chico por PC, les propusimos que cada 10 minutos rotaran para que jueguen todos. En general lo cumplieron por sí sólos
En definitiva, la experiencia fue excelente. Lo más importante es que ellos mismos decidieron cómo se iba a ir desarrollando la actividad. Nosotros sólo les dimos las pautas iniciales, pero fueron ellos quienes se ponían de acuerdo en cómo avanzar para lograr el objetivo. Realmente fue una experiencia que me alegró la vida, sin exagerar.

Agradezco a la gente de Escuelas Latinoamérica por haberme dado el lugar, y obviamente al pilar de esta actividad, Bernardo Mallaina, quien me dio una mano enorme en la previa y en el transcurso de la experiencia.

Obviamente, a quienes más agradezco son a los chicos, que me demostraron una vez más que Minecraft es una herramienta educativa, sin lugar a dudas.

Primera experiencia MinecraftEdu: Jefferson


Después de varias semanas de tener mis primeras experiencias con Minecraft en las escuelas, me siento con la cabeza tranquila a escribir de qué se trataron. Dado que ambas fueron bastante distintas entre sí, lo mejor para este caso es hacer dos entradas por separado. Comenzando cronológicamente, la primera de ellas fue en el colegio Jefferson de Moreno.

Gracias a la directora de secundaria del Jefferson, Eda Artola, quien me dio permiso para realizar esta actividad con sus alumnos de segundo año de secundaria (entre 13 y 14 años de edad) junto al Minecraft, pude ponerme por primera vez en mi vida delante de una clase escolar. Como todos, yo fui alumno alguna vez en mi vida (y considero que lo sigo siendo, aunque y no vaya al colegio), por lo que uno puede hacerse una idea de lo que se va a encontrar, pero el tiempo pasa, las generaciones cambian, y la responsabilidade de ponerse delante de una clase es muy distinta a la de asistir a una clase dada por un profesor. Además, yo no soy profesor, y el profesor de la clase de informática no pudo asistir ese día, así que también tenía la incertidumbre de cómo iban a responder los chicos ante un extraño, jóven, que ni siquiera es profesor.

Luego de resolver los problemas técnicos típicos de cualquier aula de informática (restricciones de las PCs, problemas de red, etc.), e instalar en todas las máquinas Minecraft y MinecraftEdu, finalmente pude comenzar con mi actividad.

Cuando pude captar su atención, les expliqué los objetivos de la actividad: dos grupos de jugadores (4 por grupo), comenzaban en esquinas opuestas de un mapa diseñado exclusivamente con el objetivo de repoblar la fauna y la flora del continente, devastado por el mal cuidado ecológico del ser humano. Cada grupo tenía que recorrer en mapa en busca de recursos básicos como agua, semillas, pasto, comida, animales, etc., y ver de qué forma se los compartían entre un grupo y otro. O al menos ese era mi objetivo inicial.

Me encontraba ante un grupo de aproximadamente 12 personas: mitad hombres y mitad mujeres. Varios de los participantes conocían el juego, en su mayoría los hombres. Las mujeres tenían su cabeza en otro lado: abrían Facebook, chateaban con amigas, se distraían mirando fotos de sus ídolos adolescentes (descubrí que Justin Bieber realmente es todo un furor), etc. Hubo una sóla chica que se mostró interesada en el juego, el resto parecían jugarlo sólo porque lo sentían como una "obligación más".

La peor parte fueron los problemas de red, que hacían que a muchos de los alumnos se les cayera la conexión a cada rato, o que experimentaran bastantes retrasos (LAG), por lo que la experiencia no pudo ser fluida a nivel técnico.

Por otro lado, y debido a que muchos de los chicos no conocían el juego, explicarles las reglas básicas y lograr que cumplan el objetivo en el tiempo pautado era prácticamente imposible. Yo iba de una computadora a otra, enseñando cómo preparar un pico, cómo romper y colocar un bloque, y hasta como mirar o caminar de un lado a otro.

Y finalmente, el tiempo fue otro elemento que me jugó en contra. En los aproximadamente 40 minutos que tuve, sumando a los temas mencionados anteriormente, no pudimos hacer mucho más que explorar el mapa, romper unos bloques, armar algunas cosas, y casi no conseguir nada de lo necesario para sobrevivir un tiempo en el mundo creado. Cuando sonó el timbre del recreo, los alumnos se levantaron rápido y salieron todos. Yo hubiera hecho lo mismo a esa edad, obviamente jajaja.

En conclusión, mi primera experiencia con Minecraft en las escuelas no resultó de la manera que esperaba. Sin embargo fue, justamente, experiencia. Aprendí que sin un docente en la clase se hace difícil llevar adelante a un grupo de chicos; que sin el tiempo suficiente, la actividad no puede ser explotada como corresponde; que sin un conocimiento previo del juego, es medio complicado darles un objetivo a cumplir; que en general a las chicas adolescentes siguen sin interesarle los videojuegos (o al menos a este grupo); etc.

Esta fue mi primera actividad con Minecraft. Por lo que al día siguiente, cuando tuve mi segunda actividad con Escuelas Latinoamérica, ya sabía que tenía que tomar un camino totalmente distinto...

martes, 18 de diciembre de 2012

"No soy docente, soy educador"


Esa fue la frase que dije al comienzo de mi charla en preMICA Bariloche. Siempre tuve problemas para definirme ante las personas e instituciones relacionadas al ámbito académico. Cuando trabajaba activamente en la Universidad de Palermo armando la carrera de Diseño de Videojuegos, varias veces me preguntaban "¿sos docente?"; cada vez que iba a hacer un trámite a recursos humanos "¿sos docente?"; cada vez que le contaba a alguien sobre mi actividad con Minecraft en las escuelas, lo mismo, "¿sos docente?". Como no voy a mentir, les explicaba que no era docente, pero que trabajaba haciendo... cosas, a nivel académico... de todo un poco... Definitivamente tenía que encontrar una forma mejor de presentarme. Hasta que un día me vino a la mente esta palabra que creo es la mejor definición que encontré hasta ahora: "educador".

Muchas cosas para contar, poco tiempo para contarlas

Este soy yo versión Minecraft, supuestamente...

Hola amigos y amigas, ¡los tengo abandonados! ¿Me perdonan? Honestamente estuve con muchas cosas en la cabeza. Llega fin de año y pasa esto, todos estamos a las corridas, terminando cosas antes que finalice el año, organizando mil otras para el año que viene... La verdad es que no entiendo por qué, porque uno podría tener el mismo ritmo que el resto del año y la vida seguiría funcionando correctamente. Pero uno suele contagiarse del ritmo de la gente que lo rodea y bueno, pasa esto, dejamos de lado algunas cosas en pos de otras.

Pero ya no me quejo más. Ya estoy de vuelta y con la cabeza más tranquila. Y para mejor, tengo muchas, MUCHAS cosas para contarles que fueron pasando en todo este tiempo. Voy a ir por partes en estos días armando posts sobre mis experiencias con Minecraft en los colegios, mi charla en preMICA Patagonia, y los proyectos a futuro.

Bienvenidos, nuevamente, a El Gamer Educador.

jueves, 6 de diciembre de 2012

martes, 27 de noviembre de 2012

Miércoles y jueves son de Minecraft en clase


Esta semana serán mis primeras experiencias con Minecraft en el aula. Llegaron rápido, mi costado ansioso no se puede quejar. Los candidatos son el colegio Jefferson de Moreno y Escuelas Latinoamérica de Burzaco, en donde voy a estar jugando y trabajando con alumnos de primer y tercer año de secundaria y de sexto grado de primaria, respectivamente. ¿Qué es lo que voy a estar haciendo? Les cuento.